Entrevista a Juan Palomino: Parte 1

(Cutzi L. M. Quezada)

En esta ocasión LIJ-Ibero tuvo la dicha de entrevistar al ilustrador, Juan Palomino, galardonado con el Premio Internacional de Ilustración Feria de Bolonia- Fundación SM 2016. Nos platicó sobre cómo incursionó en el mundo de la ilustración, acerca de la filosofía como actitud de vida y su importancia para la producción de sus imágenes, así como, de su reciente experiencia como docente en el Diplomado de Ilustración Narrativa de la UNAM. Los invito a conocer más sobre este joven que internacionalmente está abriendo camino a la ilustración mexicana.

thumbnail_fullsizerender-4

LIJ-Ibero: Visto que estamos en el Colegio Madrid, tu primera casa de estudios, ¿qué te motivó a ser ilustrador aunque estudiaste filosofía? ¿De niño te pensabas como ilustrador o relacionado al mundo de las imágenes?

 JP: No me veía como nada. De niño dibujaba; de grande, cuando estudié filosofía, ya no. Sí, la filosofía es lo mío como una actitud, pero no como una actividad profesional. Pragmáticamente pensé: si algo sé hacer bien, es dibujar, y si algo me da miedo, es tener inspiración para ser artista. Como ilustrador estoy en un punto intermedio donde existe un texto que me permite agarrarme de un lugar. Resultó que mi formación como filósofo me dio esa voz particular de la cual partir.

De niño recuerdo haber visto animación de Europa del este en el Centro Cultural Universitario (CCU). Eran incomprensibles y rarísimas, pero súper emocionantes. Las recuerdo mucho como impacto visual de mi infancia. También los muralistas, aunque no sabía nada de ellos; me gustaba la fuerza de la pintura mexicana.

LIJ-Ibero: ¿Cómo involucras a la filosofía en tu creación?

JP: En gran medida mi formación como filósofo me ha dado la voz particular de mis ilustraciones no tanto como contenidos, conceptos o categorías sino en la búsqueda de una imagen y de lo que hay en el fondo de una idea. La filosofía como actitud. En ese sentido, con mis ilustraciones busco expresar dudas y reflexiones más que cosas concretas.

LIJ-Ibero: En algunos acercamientos a tus ilustraciones se menciona la influencia de la cultura visual mexicana como el muralismo. ¿Qué tanto te basas en estos referentes y en los elementos de la vida cotidiana?

JP: Es intuitivo o inconsciente. Hay imágenes que me gustan, pero rara vez sé el autor. Cuando me enfrento a un proyecto me aparecen colores o texturas. Después, alguien me dice que se ve mexicano o son los colores de no sé quién. Obviamente, tengo esas referencias pero inconscientemente. Me parece bien que sean inconscientes, no por mi indisciplina, sino porque me permite no ser un negador de mi propia cultura y tradición. Además, me impide decir deliberadamente ‘si voy a tratar un tema mexicano todo tiene que ser mexicano’. Las cosas tienen que resignificarse y asumir ese cambio para que vuelvan a estar aquí. Si sólo hago un tlacuache, un jaguar o un mono como está en el ‘códice tal’ probablemente no llame la atención o no tenga ese anzuelo para hacer abrir el libro al lector. Por otro lado, los referentes no sólo funcionan en el sentido visual. Por ejemplo, para mí es natural hacer calaveras. Recientemente, en un trabajo en el extranjero, estos referentes a la muerte le son sorprendentes a los editores y traductores. Ahí, es cuando me doy cuenta de que mis referentes para mí son naturales; son parte de lo que veo y asumo.

thumbnail_fullsizerender-6

LIJ-Ibero: Con el Premio Internacional de Ilustración en Bolonia 2016 se ha dado a conocer tu nombre como joven ilustrador. ¿Cómo este premio te ha ayudado a dar a conocer tu trabajo? ¿De qué manera lo estás viviendo como ilustrador y personalmente?

JP: El premio implicó de manera inmediata un montón de ofertas de trabajo, pero lo más importante para mí, es que me ha dado la oportunidad, al menos en potencia, de proponer más proyectos personales. Aunque también me gusta ilustrar los libros de otros porque es una oportunidad de leer e interpretar el mundo de alguien más. La ilustración te permite leer al texto con profundidad. Uno no se suele dar la oportunidad de leer muchas veces y pensar en lo que se está leyendo. Nunca dejaría de ilustrar libros de alguien más, pero es súper rico hacer tus propias propuestas.

LIJ-Ibero: Actualmente coordinas junto con Jesús Cisneros, Abril Castillo y Santiago Solís el Diplomado de Ilustración Narrativa en la UNAM (Facultad de Artes y Diseño). ¿Cómo es tu experiencia como docente?

JP: Desde el Colegio Madrid como coordinador del programa de alfabetización disfruto de compartir, no tanto mis conocimientos, sino mi emoción y mis dudas. Disfruto de esta exploración conjunta; de seguir el proceso del desarrollo de la voz de alguien. Compensa el trabajo de un ilustrador que, en cierto sentido, es solitario. Es gratificante ver los logros de los alumnos porque, aunque no sea mi obra, de alguna forma fui parte del proceso.

Más adelante me gustaría hacer talleres con ejercicios de lectura de imágenes porque asumimos la responsabilidad de enseñar a leer, pero, a pesar de que somos profundamente visuales, nadie nos enseña a leer imágenes y a detenernos ante ellas. Así como se siguen las letras al leer, hay que observar cada elemento de la imagen. Me parece importante que esto suceda más seguido en la escuela y en los talleres.

Hasta aquí la Primera Parte de la entrevista a Juan Palomino. En la siguiente semana publicaremos la Segunda Parte donde Palomino nos comparte más aspectos de su experiencia como autor-ilustrador.

*Agradecemos al Colegio Madrid por todas las atenciones prestadas para la realización de esta entrevista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s