La leyenda del Chupacabras

(Flor Moreno Salazar)

¿Qué pasaría si comprendiéramos nuestra historia más allá de los hechos pasados?, ¿y si pudiéramos experimentar la simultaneidad de la memoria colectiva en nuestra memoria personal?cuggbofuaaabrxe

Vamos al cine en tiempo presente y en tiempo real nuestra individualidad aparentemente queda suspendida. Nuestra mente interpreta los códigos de “estar en el cine”, tanto en la facticidad de nuestra presencia en la sala, como de los códigos técnicos de la iluminación o la fotografía. Pero hay un elemento más, estamos a punto de ver el cuarto largometraje de una saga de leyendas mexicanas producida por Estudios Ánima. La leyenda de la Nahuala, La leyenda de la Llorona, la Leyenda de las Momias de Guanajuato y ahora, La leyenda del Chupacabras (del director Alberto Rodríguez).

Nuestras expectativas también quedan aparentemente suspendidas por la “realidad” o la realización en tiempo real de un film que sabemos nos va a acompañar con los personajes de Leo San Juan, Teodora, los Alebrijes buena onda y por supuesto, las calaveritas muy mexicanas y representativas de nuestras tradiciones, sobre todo en vísperas del Día de Muertos.34460660ef5328f18827319abe776140Desde la primera película, nos sorprendió la construcción de los personajes “a la mexicana” cuya lexis –lenguaje- nos hizo reír más de una vez con la identificación de los sobrenombres, los dichos de sabiduría popular e identificamos nuestra identidad en una colectividad. A lo largo de la saga, hemos visto a los personajes crecer y transformarse cada vez más.

En La leyenda del Chupacabras percibimos la simultaneidad de “los tiempos pasados” en un tiempo presente real: Leo ya no es un niño, pero sobre su “presente” se pliega su “pasado” desarrollado desde la primer película: más allá de su heroicidad, él pertenece a una familia. A su vez, el espectador encuentra en la historia del pasado remoto de la época de la Independencia, guiños de un pasado no tan remoto que también se pliega sobre nuestro presente: el engaño del “Circo de las Maravillas” que en algún tiempo vivimos como país.

la-leyenda-de-las-momias-de-guanajuato-www-lopeordelaweb-li-4

Las generaciones no tan jóvenes conocemos el contexto histórico de la “verdadera” leyenda del Chupacabras y nuestras expectativas no quedan defraudadas en el manejo de la yuxtaposición de los tiempos pasados de nuestra historia nacional, la memoria colectiva, con el transcurso del presente real en la sala del cine.

La leyenda del Chupacabras es una película que nos invita a experimentar el pliegue de nuestra memoria individual en la memoria colectiva y detonar una experiencia más profunda de diálogo entre las generaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s