“Soy joven, soy lector”: De pronunciamientos culturales y políticos

(Áurea Esquivel)

Todo empezó como una iniciativa de consulta del blog especializado Linternas y Bosques, cuyo fin era conocer las experiencias reales de jóvenes lectores más allá de los dictámenes de la industria cultural en México y otros países hispanoamericanos. En el interior de la Biblioteca Vasconcelos —espacio público por antonomasia— y en un grupo de Facebook, algunos de los convocados convirtieron la iniciativa en algo extraordinario.

El 26 de noviembre de 2016, estos jóvenes se presentaron frente a un pequeño auditorio y lanzaron un manifiesto propio, compartieron los libros que más les habían interesado en los últimos años y algunos incluso se atrevieron a leer textos escritos por ellos. ¿Por qué digo que es ‘extraordinario’? Porque ese día no sólo atestiguamos un pronunciamiento en torno a la lectura y la cultura, sino también la afirmación de una postura política que nos interpela a todos; no es un manifiesto sobre literatura juvenil, es sobre sujetos agentes que se mueven entre los intersticios de los discursos sociales.

20161126_235624
Presentación del Manifiesto “Soy joven, soy lector” en la Biblioteca Vasconcelos

“Porque los jóvenes desempeñan, más que en cualquier tiempo anterior, lugares decisivos tanto en la reproducción como en la desintegración social”

Néstor García Canclini

“Epílogo. La sociedad mexicana vista desde los jóvenes”

El manifiesto titulado “Soy joven, soy lector” (el cual pueden leer completo aquí) fue producto de una discusión constante en un espacio abierto que, poco a poco, fue apropiado por sus habitantes. En los textos que se mencionaban y analizaban en cada sesión se revelaba, al mismo tiempo, un tipo de disidencia que sólo puede pensarse desde lo cultural y no desde las líneas políticas formales (Marcial 2010, 184). Si bien lanzar un manifiesto fue sugerencia adulta, los miembros del Consejo Juvenil de Linternas y Bosques la aceptaron, investigaron otros ejemplos y aportaron sugerencias para que el miembro con mejor pluma hiciera la redacción final y, después, que todos lo aprobaran. En el acto de ejercer la palabra en un espacio de intercambio que no se rige por la inmediatez, sino por un tiempo dilatado por el cuestionamiento constante, los muchachos tuvieron la oportunidad de ponerse a prueba en lo colectivo, corroborando las palabras de Michèle Petit: “Arriesgarse a tomar la palabra […] son los gestos propios de una ciudadanía activa.” (1999: 71).

cam02380
Esquema de trabajo. Sesiones preliminares a la presentación del Manifiesto

Ellos se asumen como jóvenes, sin embargo, de ningún modo se piensan a sí mismos como una ‘juventud verdadera’ que trasciende los discursos hegemónicos; ellos no son los jóvenes, son estos jóvenes —una diferencia que no debe olvidarse (García, Canclini, 2010)— sin que por ello se pretenda establecer una barrera entre ellos y nosotros. Sujetos de diferentes edades, orígenes, gustos y ocupaciones se dedicaron a señalar prácticas y lugares comunes para perfilar el mundo en el que viven, pero con el que no están conformes y que no aceptan como inmutable, pues han entendido que la enorme visibilidad de lo juvenil en diferentes industrias no implica, a priori, un empoderamiento de los individuos; al contrario, suele constituir una serie de dictados homogeneizadores que se fundamentan en la naturalización de procesos y conceptos históricos —en los cuales se intersectan los ejes del género, clase socioeconómica, color de piel, etnia, religión, etc.— con miras hacia la perpetuación de escenarios de desigualdad social.

Ahora, pensemos en los números para darnos una idea de lo que implica “ser joven” en México. A nivel nacional, tenemos los siguientes datos:

diapositiva1

Por otro lado, están las opiniones en torno a la juventud. Por ejemplo, de una encuesta aplicada a 1200 personas (de más de 15 años en todo el país), los siguientes porcentajes de informantes piensa o está de acuerdo con que los jóvenes:

diapositiva2

Entre cifras, hechos y opiniones tan fluctuantes, la situación es indudablemente precaria. Por ello, en un país donde la juventud equivale a vulnerabilidad, no es trivial que estos lectores se hayan pronunciado por escrito y en voz alta; los ‘Guardabosques’, como se autoproclamaron, se han adueñado del lenguaje y diversos textos para nombrar y vivir su realidad con el fin de transformarla (Petit 73-74). Desde esa línea de fuga que es la juventud —múltiple, heterogénea, nómada, libre (Deleuze y Guattari, 2002)—, los individuos articulan nuevos discursos de resistencia y heredan la tarea, porque no es una pertenencia, sino una responsabilidad colectiva, una deuda histórica.

Esto apenas empieza…

***

Áurea Esquivel (México, 1987). Licenciada en Letras Hispánicas por la UNAM y estudiante de maestría en Letras Modernas (Universidad Iberoamericana). Colabora en el proyecto Espacio LIJ (Biblioteca Vasconcelos). Además, forma parte del equipo de Linternas y Bosques para la elaboración del Manifiesto “Soy joven, soy lector”.

BIBLIOGRAFÍA

Deleuze, Gilles y Félix Guattari, Mil Mesetas. Capitalismo y esquizofrenia. Trad. José Vázquez Pérez y Umbelina Larraceleta, Madrid: Pre-Textos, 2002.

García Canclini, Néstor “Epílogo. La sociedad mexicana vista desde los jóvenes” en Reguillo, Rossana (Coord.), Los jóvenes en México, México: FCE/CONACULTA, 2010.

Fuentes Alcalá, Mario Luis et al., Conocimientos, ideas y representaciones acerca de niños, adolescentes y jóvenes. ¿Cambio o continuidad? Encuesta Nacional de Niños, Adolescentes y Jóvenes, México: UNAM/Instituto de Investigaciones Jurídicas, 2015.

Petit, Michèle, Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura, trad. Rafael Segovia y Diana Luz Sánchez, México: FCE, 1999. (Espacios para la lectura).

Marcial, Rogelio, “Expresiones juveniles en el México contemporáneo. Una historia de las disidencias culturales juveniles.” en Reguillo, Rossana (Coord.), Los jóvenes en México, México: FCE/CONACULTA, 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s