Todos hablamos una lengua materna: Celebremos juntos el Día Internacional de la Lengua Materna

(Pedro Ángel Ramírez Quintana)

—¿Qué es una lengua materna? —¿Una lengua materna?, pues es la lengua que usan las madres. Ésta podría ser una definición de la expresión lengua materna; otras personas, por su parte, piensan que es un sinónimo para referirse a las denominadas lenguas indígenas.

Aunque la expresión busca ser transparente en su significado, lo cierto es que frecuentemente presenta confusión entre los mexicanos. Una lengua materna es la primera lengua que aprendemos hablar, el primer código lingüístico que empleamos para comunicarnos con nuestros semejantes, la que aprendemos balbuceando, por repetición, por estimulación por lo general de nuestros padres y familiares cercanos. El Diccionario básico de lingüística define lengua materna como “aquella que adquiere todo individuo en el entorno en que vive los primeros seis años de su vida” (Luna 2005: 818). Por su parte, Mauro Fernández (1991:345) emplea lengua materna con el siguiente sentido: “como lengua inicial de una persona, como lengua en la que uno aprende hablar”.

Frente a estas definiciones, podemos resumir que todas, absolutamente todas las lenguas del mundo, que cuenten con hablantes vivos que las usen, que hayan aprendido a hablar con ellas, son lenguas maternas. De esta forma, México es un país muy fructífero en lenguas, he aquí algunas de ellas: español, náhuatl, maya, yaqui, zapoteco, tojolobal, tarahumara, otomí, mazateco, mam, huichol, cora, chontal, seri, etc. En total, además del español, en México se hablan 68 lenguas con 364 variantes, como lo documenta el mapa La diversidad cultural de México, lenguas indígenas nacionales, elaborado por el Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas en colaboración con la Dirección General de Culturas Populares.

mapa_diversidad_cultural

Cada una de las lenguas habladas en México, como la de cualquier parte del mundo, tiene la misma importancia, poseen su propia gramática y a través de ella se expresa la forma de percibir los contextos locales y el Universo.

Siempre es tentador preponderar nuestra lengua materna frente a las demás lenguas. Para ello, se recurre al poder económico, político o al número de hablantes para considerar que una lengua es “mejor” que otra. Sin embargo, los argumentos con lo que se mide la “superioridad” de una lengua son ajenos a la lengua misma, pues en su composición gramatical y léxica no hay razones para compararlas. Cada una es un recurso cognitivo de percibir y conocer la realidad. Que existan tantas lenguas en el territorio mexicano es una clara señal de la gran riqueza cultural con que cuenta el país. De esta forma, las denominadas lenguas indígenas y la lengua española son lenguas maternas en el territorio mexicano. En este momento, en algún lugar del país, niños, entre 1 y 4 años de edad, empiezan a pronunciar sus primeras palabras, a comunicarse, a descifrar un código lingüístico en cualquiera de las lenguas usadas en México.

Por otra parte, no habrá que confundir lengua materna con la expresión lengua madre, pues ésta hace referencia a la lengua de la cual se han derivado otras lenguas “hijas”; por ejemplo, el latín es la lengua madre de las lenguas romances, como el español, el portugués, el francés, el italiano, entre otras.

¿Por qué es importante la lengua materna? Porque además de ser el primer código lingüístico que aprendimos en nuestra infancia, es un rasgo intangible de nuestra identidad; aunque no es visible como la vestimenta o la gastronomía, el uso de una lengua también nos define como individuos dentro de una comunidad y frente a otros grupos sociales. Además, la lengua es el instrumento con el cual estructuramos el pensamiento y la forma de percibir la realidad; con ella expresamos el conocimiento real o imaginario, los miedos y los deseos futuros. La lengua materna es el primer código de comunicación con el que nos introducimos al mundo.

Por todo lo anterior, es importante celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna que fue proclamado por la Unesco que desde el 2000 y se festeja cada 21 de febrero.

***

Pedro Ángel Ramírez Quintana es Licenciado en Humanidades con Espacialidad en Literatura por la Universidad Autónoma de Campeche, Maestro en Lingüística Hispánica por la UNAM y Candidato a Doctor en Lingüística; ha sido profesor en la Universidad Autónoma de Campeche y en el Colegio de Letras Hispánicas (FFyL-UNAM). Es editor de la revista cultural Coincidir y mediador en el Programa Nacional de Salas de Lectura (Secretaría de Cultura).

BIBLIOGRAFÍA

Fernández, Mauro. 1991. “La lengua materna de la población campostelana”, Cuaderno de Estudios Gallegos, tomo XXXIX, fascículo 104, pp. 345-365.

Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) y la Dirección General de Culturas Populares. 2013. La diversidad cultural de México, lenguas indígenas nacionales, consultado el 24 de febrero de 2017 en: http://www.inali.gob.mx/es/comunicados/312-se-presento-el-mapa-actualizado-de-las-lenguas-indigenas-nacionales.html

Luna Traill, Elizabeth, Alejandra Vigueras Ávila y Gloria Estela Baez Pinal. 2005. Diccionario básico de lingüística. México: UNAM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s