La distante de Alberto Chimal: una historia más allá del Gran Desierto

(Emilio Caroba)

Hay historias que trascienden con los años, historias que viajan más allá de las fronteras, historias que reescriben los recuerdos y la imaginación, historias que trazan un destino predicho. Una de estas, cuenta sobre un héroe que enfrenta diversos peligros y la misma muerte en su viaje por el desierto. Mediante su curiosidad influenciada por dioses, magia, o ese algo poderoso, el protagonista descubre los misterios habitados del mundo conocido y, tras sus hazañas, concede un gran don a la humanidad. Seguramente han oído hablar de esta historia; y si no, ahora la van a conocer: La distante, obra publicada por Ediciones El Naranjo y perteneciente a la colección Mar de cuentos.

Narrado con las palabras del escritor mexicano Alberto Chimal y los dibujos de la ilustradora colombiana Elizabeth Builes, La distante es el relato fantástico sobre un joven centinela llamado Manek, quien termina exiliado de la ciudad de Kudar al observar a Akundi, una hermosa mujer víctima de una maldición que la mantiene alejada de toda persona o lugar que se encuentre a su alcance. La explicación del hechizo queda señalada en las siguientes líneas, de acuerdo con los conocedores de la leyenda:

Entiendan: quien la ve, la ve siempre en el sitio más remoto, tan lejos como alcance su mirada. Y el que no quiera respetar la maldición, el que a pesar de todo quiera buscarla, será maldito también, y no volverá jamás al lugar del que parta. Como ella, que a donde avance nunca progresa, y parece siempre en ese lugar en el que acaban las distancias, y no muere porque así lo decreta su sentencia: para que no deje de ver y sufrir la lejanía. (Chimal 16)

En contraste con la narrativa sobre la figura heroica que supera diversas hazañas bajo los designios de un destino predeterminado, el personaje de Manek se posiciona como un prisionero atado a una fuerza superior, obligado a deambular en la inmensidad del Gran Desierto sin recibir ayuda de nadie ni refugio en ningún lugar. Sin embargo, en su destierro por las arenas encuentra la remota compañía de Akundi, de la cual surge un vínculo de simpatía y amor que termina uniéndolos a pesar de las circunstancias del hechizo que arraiga sus condiciones humanas: “Ella alzó la vista y sonrío, a pesar de todo, porque ya no estaba loco. Él dijo que la amaba, que no deseaba sino estar con ella, y que la maldición se lo impedía” (30).

images (2)

Así pues, la lucha por la supervivencia, el hallazgo del misterio y la búsqueda del amor forman los temas centrales de la historia de la distante. De forma similar a Borges o Calvino, Alberto Chimal introduce un relato fundado en el espacio del desierto, cuyos confines atraviesan más allá de las murallas de la ciudad de Kudar, en conjunto con las ilustraciones realizadas por Elizabeth Builes que sirven de espejismos para atraer al lector como Akundi hizo con Manek. Cabe mencionar que la portada del libro también llama la atención, desde su paleta de colores entre el naranja y el marrón claro hasta la ilustración que retrata a Ankudi con su mirada fija hacia un horizonte que sólo ella puede contemplar. A su lado, aparece el título de la historia, fragmentado en sus sílabas (La/ dis/ tan/ te), como una posible referencia lúdica a los pasos de distancia que separan a Manek de Akundi y, a su vez, la unión entre ambos personajes en el Gran Desierto.

Una historia puede trascender durante muchas generaciones de lectores; o, de lo contrario, caer en el olvido y permanecer en la oscuridad de la imaginación sin ningún rastro de su memoria en la mente humana. En el caso de La distante, se trata de una historia recuperada de las arenas que cubrieron las huellas impresas de una verdad inscrita en el amor entre Manek y Akundi: ante la certeza de la muerte, se puede conocer la paz.

***

Emilio Vázquez Romero Castany, alias Emilio Caroba, cursa la licenciatura de Literatura Latinoamericana en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Colaboró como traductor y miembro del consejo editorial en el segundo número de Hélice, una revista de poesía, arte y traducción dirigida por la Maestra Margot Agami Sobol en Prepa Ibero. Actualmente es asistente editorial en la revista LIJ Ibero y reseñista del blog https://relijibero.wordpress.com/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s